Tiempo

In: KeepOnThinking

Cuando pienso en el cambio, lo primero que me viene a la cabeza es el pasado. Es algo que tengo detrás de la cabeza y que ronda constantemente. ¿Hice bien eso? ¿y lo otro? ¿y si soy así por A o por B?

Que el pasado nos puede explicar mucho, no tengo duda de ello, lo que vengo a cuestionar hoy es que cuando pienso en el futuro, cuestiono mis actos en base al pasado, y eso es el gran bloqueo de mi presente. Cuando quiero hacer alguna cosa en el presente doy un poder extremadamente grande a los actos pasados y eso en ocasiones no me permite estar presente porqué bloqueo incluso mi futuro.

Aunque eso me ha ayudado también de manera considerable en ciertos aspectos de mi vida, hay días y momentos en los que me decido a no escuchar tanto lo que pasó e intento poner el foco en eso que quiero que me pase, en decirme que quién soy hoy ya no tiene nada que ver con quién era hace un tiempo. Ese tiempo puede ser hace 10 años, hace 5 años, 6 meses o hace unas semanas. Me hablo y me digo que lo que hago hoy tiene que ser para reforzar lo que quiero llegar a ser.

Cuando no es así, siempre encuentro alguna excusa para justificar porqué estoy actuando e incluso pensando de una manera que ya no representa la persona que quiero llegar a ser. El pasado sirve para cambiar, pero no justifica mis objetivos futuros, puede que hable de cosas de mi presente, pero no tiene porqué definirlas.

Este tema siempre me cuesta bajarlo cuando quiero hablarlo con alguien, ya sea la gente más cercana a mí o personas a las que hace poco que he conocido pero con las que siento que puedo compartir este tipo de reflexiones.

El tiempo puede definir muchas cosas, lo importante es pensar que también puede definir cosas muy positivas si estás dispuesta a ello. Y la positividad en el pensamiento solo llega con la sinceridad, la honestidad y la vulnerabilidad. Si hay algo que no te gusta cómo es, acéptalo e intenta buscar de alguna manera u otra cómo puedes cambiar eso. A lo mejor es dejar ir, a lo mejor es aceptar y vivir con ello, a lo mejor es cambiarlo, cada unx vivimos nuestras realidades de manera paralela pero muy distintas y es lo bello. ¿Tienes un mal día? primero tienes que darte cuenta de que estás teniendo un mal día y partir de esa base, si no hago ese ejercicio, ¿cómo voy a saberlo? Y lo mismo sucede con los buenos días, ¿porqué no aceptarlos?

El tiempo es el presente, pasado y futuro. El tiempo es el ahora que ya es el pasado. Entonces, demos valor a lo que nos hace crecer y conocernos hoy, lidiar con lo que nos pasó y que nos bloquea, cuestionarlo para poder estar presentes y construir en base a algo que nos gusta. Dar valor al tiempo de una manera que los entretiempos pasen sin miedo, ya que la convicción más grande es que eso no nos define, sino aquello que queremos que nos defina.



you might also like

0 comments

Leave a comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *