Observar

In: KeepOnThinking

¿Cuándo fue la última vez que paraste el mundo un segundo y observaste? ¿Eres capaz de hacerlo ahora mismo?

A mi personalmente me cuesta horrores. Cuando entro en el maldito mundo del teléfono es cómo un agujero negro que ¡blop! se me comió. Y no creas que no pienso constantemente en que debería apartarlo y alzar la cabeza… Aún a veces me puedo poner el Google Maps para hacer un recorrido en bus de 20′ que repito día sí y día también, con el único objetivo de que me avise cuando llega mi parada… y esos 20′, como si no hubieran existido.

Leyéndolo ahora da miedo, el simple echo de pensar en la de veces que puedo repetir ese patrón en un único día. Me pasa con el trabajo, a la que entro en esa rueda de ordenador-teléfono se convierte en un giro infinito que me ha causado más de un ataque de ansiedad en el último año.

Literalmente, el único momento en el que me doy cuenta de todo ello es el momento en que aparto mi mirada del móvil. Observar aquello que hay a mi alrededor, e incluso hacer el ejercicio de pensar y recordar lo que he hecho en las últimas 24h/48h.

Lo que realmente me fascina es darme cuenta de las personas tan maravillosas que me rodean, de que hacer el esfuerzo de generar buenos momentos, aunque a veces puedan llegar a sentirse cortos, es fundamental para sentir que aquello que soy, que me rodea, que me influye o a lo que influyo, sea lo más positivo posible. Y no entendamos positivo por “haha qué risa todo mira la sonrisa que llevo puesta y que chipiriguay que es la vida”. Positiva puede ser una charla entre amigxs sobre temas complejos, un café con tus abuelos que no dejan de decirte que contentos están de verte, puede ser el silencio (el gran olvidado y tan necesitado…), en fin, que hay un sinfín de maneras de generar momentos positivos sin necesidad de caer en la falsedad de fingir alegría permanente.

El reto esta vez es observar más, o al menos empezar por darme cuenta de que necesito observar más. Las imágenes a posteriori pueden llevarnos de nuevo a ciertos momentos, pero somos nosotrxs lxs que creamos esos momentos, sin observación y presencia manca la emoción que es lo que realmente genera un buen recuerdo de uno pasajero.



you might also like

0 comments

Leave a comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *